HELSINKI

Per fi us presentem el nou projecte per aquest any acabat d’estrenar.

Des de que vàrem inaugurar la nostra botiga, una de les peticions més comuns que ens fèieu era demanar-nos si no teníem un espai on fer festes. I era el que volíem oferir des del principi. Però no era fàcil trobar un espai que tingués tots els requisits que eren indispensables per nosaltres.

***

Por fin presentamos el nuevo proyecto para éste año acabado de estrenar.

Desde que inauguramos nuestra tienda, una de las peticiones más comunes que nos hacíais era pedirnos si teníamos un espacio donde hacer fiestas. Y era lo que queríamos des del principio. Pero no era fácil encontrar un espacio que tuviera los requisitos que eran indispensables para nosotros.

El més important: aire lliure. Si fa fred ens abriguem, i si fa calor ens posem sota l’ombra d’un arbre, però no és el mateix, i més si parlem de nens, estar a l’aire lliure que tancats dins un espai.

***

Lo más importante: aire libre. Si hace frío nos abrigamos, y si hace calor nos refugiamos debajo de la sombra del algún árbol. Pero no es lo mismo, y más hablando de niños, estar al aire libre que estar encerrados dentro de un espacio.

I HELSINKI va arribar per una “causalitat” d’aquelles que et regala la vida amb comptagotes. HELSINKI és una casa preciosa. Quan jo era petita havia corregut pel seu jardí moltes vegades celebrant les festes d’aniversari de l’Anna. Era la meva millor amiga quan érem petites i HELSINKI era casa seva.

Després de 30 anys un matí em vaig tornar a veure plantada al mig del jardí d’aquesta casa, i llavors vaig tenir clar que, per fi, havia trobat el lloc.

***

Y HELSINKI llegó por una “causalidad” de aquellas que et regala la vida con cuentagotas. HELSINKI es una casa preciosa. Cuando yo era pequeña había jugueteado por su jardín muchas veces celebrando las fiestas de cumpleaños de Anna. Era mi mejor amiga cuando éramos pequeñas y HELSINKI era su casa.

Después de 30 años una mañana me volví a ver en medio del jardín de ésta casa, y entonces tuve claro que, por fin, había encontrado el lugar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Share