rostros escondidos

Recordo que quan era petita, m’encantaven els dies de pluja a l’estiu. M’agradava posar-me al costat de la finestra, plena de minúscules gotes i em passava l’estona mirant com aquestes relliscaven pel vidre. Sempre n’hi havia una que era més ràpida que les altres i guanyava! I també hi buscava cares. Cares efímeres, ja que quan la gota que feia d’ull dret o de nas, decidia començar a relliscar vidre avall, aquell rostre desapareixia.

I es que estem rodejats de cares amagades que ens miren i ens vigilen per tot arreu. I a més a més, tenen casa pròpia: la casa de “los rostros escondidos”. L’Ari un dia va decidir que aquests personatges no podien seguir deambulant sols, i va decidir donar-los refugi.

Marxem a buscar un lloc al costat d’una finestra, a veure si podem fotografiar una cara de gotes i enviar-la a casa seva, amb els seus.

***

Recuerdo que cuando era pequeña me encantaban los días de lluvia en verano. Me gustaba quedarme al lado de una ventana, llena de minúsculas gotas, y pasaba el rato mirando como resbalaban por el cristal. Siempre había una que era más rápida que las otras ¡ y ganaba! Y también buscaba caras. Caras efímeras, ya que cuando la gota que hacía de ojo derecho o la nariz, decidían empezar a resbalar por el cristal, aquel rostro desaparecía.

Y es que estamos rodeados de rostros escondidos que nos miran y nos vigilan por todos lados. Y además tienen casa propia: la casa de los rostros escondidos. Ari un día decidió que éstos personajes no podían seguir deambulando solos, y les construyó un refugio.

Nos vamos a buscar un lugar al lado de una ventana, a ver si podemos fotografiar una cara de gotas y enviarla a su casa, con los suyos

Share

where children sleep

James Mollison tenia un record molt marcat de la seva habitació quan era un nen. Per això, quan li van demanar que s’involucrés d’alguna manera en els drets del nens, va decidir ficar-se a les seves habitacions per veure què tenen i qui son.

El resultat es un llibre titulat “Where children sleep” publicat al 2010. El llibre està dirigit a nens entre 9 i 13 anys, per conscienciar-los sobre les desigualtats que hi ha al món. Podeu veure totes les fotos aquí.

***

James Mollison tenía un recuerdo muy marcado de su habitación cuando era un niño. Por eso, cuando le pidieron que se involucrara de alguna manera en los derechos de los niños, decidió meterse en sus habitaciones para ver qué tienen y quién són.

El resultado es un libro titulado “Where children sleep” publicado en 2010. El libro esta dirigido a niños de entre 9 y 13 años para concienciarlos sobre las desigualdades que hay en el mundo. Podéis ver todas las fotos aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

le circus

Avui a la nit, mentre dormíem, hem estat a una festa…senyors i senyores: benvinguts al Circ! Pasen y vean!

***

Hoy por la noche, mientras dormíamos, hemos estado en una fiesta…señores y señoras: ¡¡¡bienvenidos al Circo!!!  ¡Pasen y vean!

font: les petits bohemes

Share

Fallen Princesses

“Vet aquí un gos i vet aquí un gat que aquest conte ja s’ha acabat!”

Doncs segons la fotògrafa canadenca Dina Goldstein tots aquests contes populars no s’han acabat. La vida d’aquestes princeses continua, i no de la manera idílica que acostumen a fer-ho els contes ubicats a la secció infantil de les llibreries.

Les seves fotografies han donat la volta al món. En un dels seus treballs més aclamats, “Fallen Princesses” evoca i qüestiona amb grans dosis de sàtira i ironia les llegendes basades en els  contes clàssics, on els arquetips femenins són posats en qüestió. D’alguna manera ens explica que, el destí d’aquelles fades i princeses de contes no tenen la mateixa validesa ni el mateix destí en el món en el que vivim actualment.

Si voleu veure la seva obra complerta ho podeu fer aquí.

***

“¡Colorín colorado éste cuenta ya se ha acabado!”

Pues según la fotógrafa canadiense Dina Goldstein todos estos cuentos populares no se han acabado. La vida de estas princesas continua, y no de la manera idílica que acostumbran a hacerlo los cuentos ubicados en la sección infantil de las librerías.

Sus fotografías han dado la vuelta al mundo. En uno de sus trabajos más aclamados, “Fallen Princesses” evoca y cuestiona con grandes dosis de sátira e ironía las leyendas basadas en los cuentos clásicos, donde los arquetipos femeninos son puestos en duda. De alguna manera nos explica que, el destino de aquellas hadas y princesas de cuentos no tienen la misma validez ni el mismo destino en el mundo en el que vivimos actualmente.

Si queréis ver su obra completa podéis hacerlo aquí.

 

Share

fotos de fotos

Hi havia sabates per tot arreu, pulmons sense aire de tant inflar globus, les rialles i corredisses dels protagonistes anant amunt i avall de la casa, croissants de xocolata i llums de flash que es disparaven sense descans.

El resultat ha superat les expectatives. Només unes quantes fotos del “making off” per no oblidar el 22 d’octubre de 2011.

***

Había zapatos por todas partes, pulmones sin aire de tanto hinchar globos, las risas y los pasos de los protagonistas corriendo por la casa, croissants de chocolate y luces de flash que se disparaban sin descanso.

El resultado ha superado las expectativas. Sólo unas cuantas fotos del “making off” para no olvidar el 22 de Octubre de 2011.

 

Share

Yusuke Suzuky

Les festes imaginades per la fotògrafa Yusuke Suzuky no són com les altres. No s’anuncien. Elles et troben a tú quan un dia decideixes endinsar-te al bosc o baixar a enfonsar els peus a la sorra de la platja. Jo algun dia voldré trobar-me amb una festa així.

Nascuda a Japó, va canviar la guitarra per la càmara de fer fotos durant unes vacances a Filipines. Podeu veure més treballs d’ella aquí.

***

Las fiestas imaginadas por la fotógrafa Yusuke Suzuky no son cómo las demás. No se anuncian. Ellas te encuentran a ti cunado un día decides sumergir-te en un bosque o bajar a hundir los pies en la arena de la playa. A mi algún día me gustaría encontrarme una fiesta así.

Nacida en Japón, cambió su guitarra por la cámara de fotos durante unas vacaciones en Filipinas. Podéis ver más trabajos suyos aquí.

Share